Dedicados

Su frente cristal quebrado

 

Con sus grandes ojos castaños mira al mundo curiosa,
rebulle en su frente un caracol que se columpia
tapando intermitente
parte de una de sus largas y rizadas pestañas.

El sol le hirió al mirarle de frente,
mientras bebía los paisajes
emborrachaba sus sentidos.
Tocada por un rayo de luz
se quebró como con reflejo de fuego,
rompiendo el fino cristal de su frente.

Silencio la bella del monte duerme,
necesita descansar , tiene fiebre,
quiere que le contemos un cuento
pide que le llevemos flores.
Que mimemos sus letras,
que ocupemos sus renglones.

Silencio no la despiertes
que tiene sus alas tapadas,
y a veces cuando si se emociona
Inconscientemente las bate,
y no quiero que se destape en plena noche
y vuele lejos
uniéndose definitivamente al grupo de hadas del bosque
y nos deje solos
a los enanos que habitamos bajo las flores

Duerme, descansa,
te traeremos los colores,
para que no eches de menos
el aroma de tu monte.
@carlaestasola
Extremadura 29 de octubre de 2016 a las 22:00

Standard